China cierra sus puertas a las criptomonedas: ¿puede la moneda superarlas?